Tema Destacado 2017: Imaginándonos

Los fundamentos de la existencia de nuestra especie y las narrativas de nuestra historia están marcados por imágenes—el arte del pasaje inscrito y el arte del cuerpo de los primeros habitantes, la iconografía y simbología de las religiones, las raíces gráficas representativas de la escritura. En la representación de nosotros mismos, una imagen personifica varias propiedades claves de consecuencia:

La primera es su conexión empírica con el mundo—diciendo algo acerca del mundo, reflejando el mundo. Representa el mundo ¿Cómo lo hace? ¿Cuáles son sus técnicas? ¿Cuáles son sus mediaciones? ¿Qué clase de “verdad” podemos tener en las imágenes? Una segunda propiedad de consecuencia—la imagen tiene una carga normativa. Ninguna imagen puede por sí misma ser una reflexión sobre el mundo. Esta es también una perspectiva en el mundo, una orientación al mundo. Esto se debe a que su resultado incidental es un acto de diseño. Es el producto de un acto de una agencia humana. Una tercera propiedad de consecuencia—la imagen es transformacional. Sus potenciales son utópicos. Existe una conexión etimológica entre “imagen” e “imaginación” que no es de manera alguna fortuita. Las imágenes pueden ser volitivas. Las imágenes no solamente hablan del mundo, sino al mundo. Ellas pueden hablar de esperanzas y aspiraciones. El mundo elevado es el mundo transformado. Lo que está en la imaginación, por ahora se puede convertir en agenda para la práctica y la política de mañana. La imaginación es la representación de la posibilidad.

Vemos (lo empírico). Visualizamos (lo normativo). Imaginamos (lo utópico).


El enfoque especial 2017 está en conversación con el tema de la 57ª Exposición Internacional de Arte: la Biennale di Venezia - Viva Arte Viva. En las palabras de su comisaria, Christine Macel:

“En un mundo lleno de conflictos y sacudidas, en el cual el humanismo se está poniendo gravemente en peligro, el arte es la parte más preciada del ser humano. Es el lugar ideal para la reflexión, la expresión individual, la libertad y las preguntas fundamentales. Es un “sí” a la vida, aún cuando algunas veces se esconde un “pero”. Más que nunca, el papel, la voz y la responsabilidad del artista son cruciales en el marco de debates contemporáneos. Viva Arte Viva es también una exclamación, una expresión de la pasión por el arte y por el estado del artista. Viva Arte Viva es una bienal diseñada con los artistas, por los artistas y para los artistas. “Esto trata con las formas que ellos proponen, las preguntas que hacen, las prácticas que desarrollan y las formas de vida que eligen”.

Envíe su propuesta

Haga clic en el botón de abajo para enviar una propuesta para evaluación.